X

Select your destination

This is Hemocue's global website and may contain information on products not released in all markets.
For information on products and services in your local market, please proceed to your local Hemocue website.

Continue to Hemocue.com

Diabetes: breve introducción

El término diabetes mellitus describe un grupo de enfermedades metabólicas caracterizado por la hiperglucemia, que produce problemas en la secreción de insulina, la acción de la insulina o ambas. A continuación se presentan los 3 estudios principales que han influido en este ámbito.

Problemas multiorgánicos  

Las complicaciones debido a la diabetes son una de las causas principales de la incapacidad, la disminución de la calidad de vida y la muerte prematura. Las complicaciones de la diabetes pueden afectar a varias partes del cuerpo y manifestarse de diferentes formas en cada persona. En sus formas más graves, la diabetes mal controlada puede producir complicaciones agudas y potencialmente mortales debido a la cetoacidosis o un estado hiperosmolar no cetónico. 

Complicaciones de la diabetes

La diabetes mal controlada y la hiperglucemia asociada producen nefropatía, neuropatía, retinopatía, problemas gastrointestinales, enfermedad cardiovascular y trastornos metabólicos como la cetoacidosis. Todas estas enfermedades producen enfermedades crónicas adicionales, que a su vez requieren un control constante por parte del paciente, por ejemplo, complicaciones en los pies, heridas y otros trastornos de la piel.

Las complicaciones de la diabetes pueden evitarse o demorarse con el mantenimiento de unos niveles de glucemia, presión arterial y colesterol lo más cercanos posible a los niveles normales. Muchas complicaciones pueden detectarse en los estadios iniciales mediante programas de tamizaje para aplicar tratamientos que eviten el empeoramiento.  

Diagnóstico y detección temprana

La OMS reconoce que el acceso fácil a un diagnóstico básico para la diabetes es esencial y que el diagnóstico debería estar disponible en contextos de atención primaria. La diabetes se diagnostica mediante la medición de la glucosa en una muestra de sangre obtenida cuando el paciente se encuentra en ayunas, o 2 horas después de haber recibido una carga oral de glucosa de 75 g. Otro método para diagnosticar la diabetes es determinar la hemoglobina glucosilada (Hba1c). Este método puede utilizarse aunque el paciente no se encuentre en ayunas. La Hba1c refleja la concentración de glucemia media durante las últimas semanas, en vez de la concentración de glucemia en la actualidad (que se refleja mediante la glucosa en ayunas y a las 2 horas). 

¿Debe efectuarse el tamizaje? Para la detección temprana de la diabetes tipo 2 existen evidencias que sugieren los beneficios de la detección y el tratamiento tempranos. No obstante no se dispone de evidencias definitivas de ensayos aleatorizados..

Tamizaje y diagnóstico  

Se diagnosticará diabetes si se cumplen uno o más de los criterios siguientes:

  • Glucosa plasmática en ayunas ≥ 7,0 mmol/L (126 mg/dL)
  • Glucosa plasmática a las dos horas ≥ 11,1 mmol/L (200 mg/dL) después de una carga de glucosa oral de 75 g

Se diagnosticará tolerancia alterada a la glucosa (TAG) si se cumplen los dos criterios siguientes:

  • Glucosa plasmática en ayunas < 7,0 mmol/L (126 mg/dL)
  • Glucosa plasmática a las dos horas 7,8-11,1 mmol/L (140-200 mg/dL) después de una carga de glucosa oral de 75 g

Se diagnosticará glucemia alterada en ayunas (GAA) si se cumplen los dos criterios siguientes:

  • Glucosa plasmática 6,1-6,9 mmol/L (110-125 mg/dL)
  • Glucosa plasmática a las dos horas < 7,8 mmol/L (140) después de una carga de glucosa oral de 75 g


La diabetes mellitus gestacional debe diagnosticarse en cualquier momento del embarazo si se cumplen uno o más de los criterios siguientes:

  • Glucosa plasmática en ayunas 5,1-6,9 mmol/L (92-125 mg/dL)
  • Glucosa plasmática al cabo de una hora ≥ 10,0 mmol/L (180 mg/dL) después de una carga de glucosa oral de 75 g
  • Glucosa plasmática a las dos horas 8,5-11,0 mmol/L (153-199 mg/dL) después de una carga de glucosa oral de 75 g

Se diagnosticará diabetes en el embarazo si se cumplen uno o más de los criterios siguientes:

  • Glucosa plasmática en ayunas ≥ 7,0 mmol/L (126 mg/dL)
  • Glucosa plasmática a las dos horas ≥ 11,1 mmol/L (200 mg/dL) después de una carga de glucosa oral de 75 g
  • Glucosa plasmática aleatoria ≥ 11,1 mmol/L (200 mg/dL) en presencia de síntomas de diabetes

En este sitio web se utilizan cookies

Uso de cookies